La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) ha desarrollado un enfoque de políticas denominado “Reducción de emisiones debidas a la deforestación y la degradación forestal en los países en desarrollo; y la función de la conservación, la gestión sostenible de los bosques y el aumento de las reservas forestales de carbono en los países en desarrollo” (REDD+), reconociendo la contribución que pueden realizar los bosques a la mitigación del cambio climático.

REDD+ (Reducción de emisiones causadas por la deforestación y la degradación forestal y la función de la conservación, la gestión sostenible de los bosques y el aumento de las reservas forestales de carbono en los países en desarrollo) es una iniciativa innovadora cuyo objetivo es inclinar la balanza en favor de la gestión sostenible de los bosques.

Las cinco actividades que engloba el mecanismo REDD+

  1. Reducción de las emisiones procedentes de la deforestación.
    La deforestación es la conversión permanente o duradera de tierra de uso forestal en tierra destinada a usos no forestales.
  2. Reducción de las emisiones procedentes de la degradación forestal.
    Pérdida directa de reservas forestales de carbono por actividad humana directa, que no cumple los requisitos establecidos en la definición de deforestación.
  3. Conservación de las reservas forestales de carbono.
    La conservación de los bosques, sus reservorios de carbono y su capacidad para capturar y almacenar carbono.
  4. Gestión sostenible de los bosques.
    La gestión de las áreas forestales designadas para la producción de madera buscando el equilibrio entre los objetivos sociales, económicos y ecológicos y manteniendo o mejorando los reservorios de carbono.
  5. Incremento de las reservas forestales de carbono.
    La creación o mejora de los reservorios de carbono y su capacidad para capturar y almacenar carbono.

paises-asociados